LA 4 PLATAFORMA DE TELEFÓNICA PARA EL CONTROL DE LOS DATOS

Imágenes de Pixabay
Imágenes de Pixabay

Telefónica viene cumpliendo un excelente papel en temas de ciberseguridad desde hace unos años, con la incorporación del hacker Chema Alonso a su equipo, hoy un alto ejecutivo de la compañía. Así mismo, con la formación de compañías como Eleven Paths, que se está convirtiendo en referente en temas de seguridad de la información y la generación de herramientas personales y empresariales como Latch, Metalshied y Smart Id, entre otras.

Pero uno de los temas más interesantes y que promete revolucionar el mundo de la privacidad es lo que se llama la Cuarta Plataforma o Aura. El servicio, que todavía se encuentra en construcción, se basa en una premisa: “El control del usuario de los datos personales y su vida digital”. El usuario, por medio de la plataforma Aura, tendrá un control y decisión sobre el uso de la información personal.

El servicio contará con características de inteligencia artificial; se convierte así en una especie de Siri para decidir sobre el uso de sus dispositivos, servicios y datos en el mundo digital.

El control de los datos es posible

Una de las preguntas que generó la presentación de este servicio en el pasado Mobile World Congress es hasta qué punto es posible el control de los datos por parte del usuario; por ejemplo, para que un proveedor de internet no utilice los datos para otras cosas.

En primer lugar, se debe partir de los operadores de telecomunicaciones; por disposiciones legales no deberían ver qué pasa entre los servicios y el usuario. En pocas palabras, el proveedor de internet debería ser un túnel que garantice la confidencialidad de los datos entre el usuario y los servicios de internet.

Esto tiene un sustento legal en normativas como el Digital Millennium Copyright Act (Dmca) y en conceptos como Safe Harbor. Pero empieza a tener unos cambios profundos por cuestiones de derechos de autor y porque en algunos países –como Estados Unidos– no es un secreto que prima la seguridad estatal y la vigilancia masiva.

De otro lado, en días pasados, la Comisión Federal de Comunicaciones y el Congreso de Estados Unidos aprobaron una norma que permite que los operadores de servicios de internet puedan vender datos personales e historiales de navegación a otras empresas. Esto hace que el usuario pierda cada vez más el control sobre su información personal, y se rompe el principio de neutralidad tecnológica.

La norma aprobada va a ser demandada por grupos de privacidad, entre ellos el Centro para la Democracia Digital, los cuales opinan que esta norma abre las puertas para que los operadores de servicios de internet puedan vender información sin ningún tipo de control.

Se conoce la vida del usuario

El uso de la inteligencia artificial y de big data empieza a modificar la trasmisión, control y gestión de la información personal. Los operadores de Internet no necesitan saber el nombre de un usuario: con el simple hecho de conocer su dirección IP pueden tener mucha información para establecer estadísticas, modelos predictivos, gustos, perfiles, facturas, etc. Es lo que algunos llaman inteligencia predictiva; el simple hecho de conectarse permite que ellos sepan todo sobre su vida digital.

CON LO QUE QUIERE HACER TELEFÓNICA EL USUARIO TENDRÁ MÁS CONCIENCIA DE LO QUE SE HACE CON SU INFORMACIÓN.

Un control total de los datos es difícil hoy porque en redes sociales y servicios de cloud computing y correo electrónico ya estamos completamente identificados con gustos y preferencias. Y técnicamente los datos están distribuidos por varios servidores, por lo que borrarlos es prácticamente imposible.

Pero con lo que quiere hacer Telefónica el usuario podrá tener más conciencia de lo que se hace con su información y ceder su autorización para nuevos servicios. Telefónica ha realizado un excelente trabajo con herramientas de privacidad como Latch, un interruptor que permite desactivar temporalmente los servicios digitales. Si eso se aplicara a la cuarta plataforma de forma legal y técnica, sería valioso para los usuarios.

El modelo no es fácil. Depende de integraciones, desarrollos, inteligencia artificial, aspectos legales, Facebook, los operadores y de la aceptación de los usuarios. Pero da tranquilidad que el hacker Chema Alonso esté detrás del proyecto, pues es una persona que entiende el verdadero sentido del control de los datos.

El tiempo nos dirá si apuestas como la de Telefónica, de ofrecer un control de los datos a los usuarios, se vuelven atractivas en una sociedad en la que a muchos ya no les importa la privacidad.

Nota Realizada para Enter.co

 

.full-width-5fcc26231eba5 { min-height:100px; padding:10px 0 10px; margin-bottom:0px; } #background-layer--5fcc26231eba5 { background-position:left top; background-repeat:repeat; ; } .mk-main-wrapper { display: none; } #theme-page { padding-top:0; }
Recommended Posts
¡Suscríbete ahora!

Dejános tus datos y entérate de todas mis noticias