Interceptaciones electrónicas, hackers y privacidad

En los últimos días los medios de comunicación han informado sobre el descubrimiento de unas supuestas interceptaciones en un hacker space, llamado Buggly el cual funcionaba en una casa en el barrio galerías de Bogotá.  El caso fue llamado Andrómeda, los medios y el gobierno en los primeros días hicieron una cantidad de afirmaciones, las cuales con el pasar del tiempo se han ido cayendo a pedazos,  todo por la falta de información en un tema tan sensible como lo es la seguridad informática.

Cuando se destapó el escandalo, el presidente Santos, salió a decir que se haría todo por evitar este tipo de actos, días después corrigió sus palabras diciendo que era una procedimiento de inteligencia legal. Así mismo, algunos medios de comunicación en un acto irresponsable empezaron a publicar imágenes de personas que visitaron el sitio, con fines completamente diferentes a la inteligencia o las interceptaciones.Muchas de estas personas se vieron perjudicadas, y en muchos casos estigmatizadas como hackers, delincuentes,  agentes de inteligencia o miembros del ejercito.

También causa sorpresa que el gobierno nacional salga a decir que no se tiene los instrumentos legales para evitar estos casos, algo que es completamente erróneo, ya que en Colombia se cuenta con varias normas legales que castigan las interceptaciones y protegen la intimidad de los usuarios.

LA PRIVACIDAD UN DERECHO FUNDAMENTAL

Desde la constitución del 91, se estableció en el artículo 15, que la correspondencia y demás formas de comunicación privada son inviolables. Sólo pueden ser interceptadas o registradas mediante orden judicial, en los casos y con las formalidades que establezca la ley.

Así mismo, se cuenta con varias normas que desarrollan este derecho fundamental es el caso de la ley 1273 de 2009,  y la ley 1581 de 2012, conocida como la ley de datos personales. Desde el tema de interceptaciones se cuenta con el Decreto 1704 de 2012, el cual da las pautas generales, entre ellas el deber de tener una autorización previa de la Fiscalía General de la Nación o su delegado.

Decir que no existe el marco normativo en Colombia para evitar las interceptaciones es un error, parece ser que a las autoridades colombianas y al mismo presidente Santos, se les olvida que existe el delito denominado interceptación de datos informáticos, el cual señala: El que, sin orden judicial previa intercepte datos informáticos en su origen, destino o en el interior de un sistema informático, o las emisiones electromagnéticas provenientes de un sistema informático que los transporte incurrirá en pena de prisión de treinta y seis (36) a setenta y dos (72) meses.

Desde el tema jurídico se cuenta con todas las garantías para proteger la privacidad, lo que puede verse con el caso de las chuzadas informáticas es que de cierta manera no existe claridad en los limites para las interceptaciones, y que en muchos casos no se cuenta con una orden judicial, como con un procedimiento claro por parte de los órganos de inteligencia.

El gobierno nacional, debe ser muy estricto en hacer cumplir las normas que ya existen como establecer responsabilidades y sobretodo políticas para las interceptaciones informáticas. La inteligencia es una obligación de todo estado, pero en ningún momento se puede vulnerar la privacidad de los colombianos como actuar al margen de la ley.

 HACKERS-

Otro de los aspectos que deja las chuzadas en Buggly, es que los medios de comunicación y el publico general confunde el termino hacker con delincuente informático. Se debe señalar que el hacker es una persona que utiliza sus conocimientos en informática para buscar vulnerabilidades pero siempre actuando con fines éticos, de investigación, científicos o legales.

Es completamente diferente al delincuente informático que utiliza sus conocimientos con fines de lucro o para causar un daño. El delincuente informático actúa  violando la ley es el caso de delitos como daño informático, acceso abusivo a sistema informático, interceptación de datos informáticos, entre otros.

Genera sorpresa lo mal librada que ha salido la comunidad hacker en estos días, los medios de comunicación han hecho todo tipo de hipótesis, han publicado fotografías que en muchos casos no son ciertas. En Bogotá y en distintas ciudades existen sitios conocidos como hacker space, lugares en donde las personas se reúnen para compartir sus conocimientos, aprender, dictar conferencias, tomar talleres y esto no significa que sean delincuentes.

Las comunidades de hackers son necesarias para construir conocimiento, es por eso que resulta muy grave que se halla dañando la imagen de personas que asistían a Buggly, y que no tenían que ver con las interceptaciones. Tengo la oportunidad de conocer y contribuir en un hacker space, como lo es Hackbog, y tengo que decir que las personas que asisten a este tipo de comunidades son personas correctas, con buenos ideas, y que saben los limites de la tecnología.

Algunos medios de comunicación deben rectificar las afirmaciones que no son correctas, y así mismo conocer que el mal uso de una imagen personal es un delito en Colombia. No se puede publicar imágenes tomadas de internet y hacer suposiciones, esto afecta la reputación y la privacidad de las personas.

NO A LAS INTERCEPTACIONES INFORMÁTICAS

Queda muy claro que nos encontramos en una era donde las interceptaciones, están  afectando la intimidad de los ciudadanos. El año 2013, con el caso mundial de Edward Snowden, quedó claro que los gobiernos nos espían, que conocen nuestros gustos, nuestros secretos y que la información es necesaria para controlarnos.

El gobierno colombiano no puede crear una inteligencia indiscriminada, sin controles, sin restricciones, y saltándose las normas sobre protección de datos y delitos informáticos.

Hoy en día es muy fácil espiar, existe software como SpyBubble el cual se puede instalar en cualquier teléfono para interceptar datos, llamadas, grabar conversaciones. No se necesita ser un ingeniero especializado para vulnerar la intimidad de una persona, no se necesita ser un experto para sobrepasar las barreras de la intimidad.

Los usuarios tenemos derecho a la privacidad, es por eso que existen iniciativas como  los 13 principios internacionales sobre la aplicación de los derechos humanos a la vigilancia de las comunicaciones. La publicación de los principios viene de la mano de un importante informe de la relatora especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la libertad de opinión y de expresión, que detalla el uso generalizado de la vigilancia del estado de las comunicaciones, estableciendo que dicha vigilancia socava gravemente la vida privada.

Estos principios fueron estructurados y firmados por diversas organizaciones y tuvo el control de la  Privacidad Internacional, Access, y la Electronic Frontier Foundation.

Pensando en esto, el pasado 11 de Febrero, con el apoyo del colectivo redpatodos muchos ciudadanos colombianos, exigimos un internet sin chuzadas. En muchas calles de Bogotá, se pudieron ver volantes alusivos a la vigilancia del estado. Muchas comunidades se reunieron para pedir una sociedad sin chuzadas. Así mismo, se ha creado un video que se puede encontrar en youtube llamado ¿cómo nos vigilan en Internet?.

En Bogotá, y gracias al apoyo de Redpatodos y Mozilla, se ha hecho un mural en la Calle 82 en donde queda claro que muchos ciudadanos estamos en contra de las interceptaciones.

La mejor enseñanza de todo el escandalo del caso Andrómeda, es que como ciudadanos estamos expuestos, y tenemos todo el derecho de exigir el respeto de nuestra privacidad como de la libertad del internet.

.full-width-6009c6f5d02c5 { min-height:100px; padding:10px 0 10px; margin-bottom:0px; } #background-layer--6009c6f5d02c5 { background-position:left top; background-repeat:repeat; ; } .mk-main-wrapper { display: none; } #theme-page { padding-top:0; }
Recommended Posts
¡Suscríbete ahora!

Dejános tus datos y entérate de todas mis noticias